martes, 25 de junio de 2013

203

Siendo estudiante recuerdo que un profesor se salía un poco de la programación de su materia y empleaba esa hora en arengarnos sobre diversos temas que a casi todos los alumnos por aquel entonces nos parecían verdaderos tostones y eso que cuando notábamos que no habría lección sentíamos cierto alivio.
Esta semana y no sé explicar porqué me vino una de ellas a la cabeza, nos contaba con cierto énfasis: " que pobre de aquel que no supiera administrar su tiempo libre". Claro esto a ciertas edades y siendo jóvenes nos parecía un tema un tanto absurdo. ¿Quién no iba a saber administrar eso? joder...

Pensábamos que cualquier ratito o hueco lo sabíamos o creíamos saber emplear, e incluso le añadíamos muchos más minutos sin problemas. Las tres partes fundamentales o particiones ideales, en las  que nos dividía las veinticuatro horas diarias; ocho horas de trabajo, otras tantas de sueño o descanso, y las ocho restantes de ocio , tiempo libre o tiempo para  nosotros.

Me he dado cuenta que si nos gusta y deseamos algo, siempre le faltaran horas a cualquier división-partición que se nos  quiera plantear, imponer..... por eso divisiones lógicas descartadas,  por mucho tiempo que le sisemos a otras, o nos permitan las circunstancias, le busquemos sus  huecos, hagamos de tres solo dos o una de tres, nos sabrán a poco.

 Concluyo y me quedo con mi número mágico de esta semana el 203, me puede valer como número no lógico, ( pero es lo que hay), vale,  no lo catalogo como tiempo libre ni ocio, es tan solo un tiempo necesario, deseado y lo cierto es que ya está vivido, ( por cierto precioso y muy bien aprovechado).

Gracias

2 comentarios:

sentinel dijo...

Le doy vueltas a todas las teorías que me suenan sobre números primos y por mucho que busque, no le encuentro la lógica a tu 203...evidentemente no es divisible por 24 (consecuentemente por particiones de 8 tampoco) así que si en un fin de semana tradicional has conseguido sacar 203 horas de intensa vida, ve contándome la receta para yo disfrutarlas también a mi antojo y con el mismo aprovechamiento.
Saludos desde el norte

ilorey canena dijo...

No tengo recetas, ni creo haya brebajes mágicos, ni lógicas de números primos, tan solo aprovechar lo bueno, en lo que podamos que ya es algo,
hace que me dijeron esto, lástima que no se le haga más caso