miércoles, 15 de mayo de 2013

Mirar sin ver

Va  siendo  una   mala costumbre,   inicio  algunos  post,  primero  los  publico  para  luego    terminar de elaborarlos  poco  a poco,  se ve  que  para  mi  los  borradores  están  de  más.

No  creo que  sea  la forma  más  ortodoxa  de  mantener  un   blog,  empiezo  la casa  por  el  tejado,  si  luego no se vuelve y  visita  cuando  ande el post  más elaborado, puede parecer hasta  otra cosa muy distinta  de   lo  que  quiero mostrar.  Pero  mi  anarquía  para esto y en otros  muchos aspectos  es  tremenda, (un  defectillo mío más).

Deciros  que a veces  se  empiezan cosas  como   simples borradores,    idealizando mucho y  mal  iniciadas,  para  luego  darte  cuenta de que van  siendo  cada vez  más  bonitas e importantes para  ti.
Lo mismo, ese   mal  arranque  ya condiciona para siempre el resultado  por mucho que trates luego  de apañarlo.

Hoy tenía  en  la  cabeza  escribir  algo  y  da  la  casualidad  de que no  sé  "meterle  mano",   el tema  que  había  barajado para ello, al ser  algo  transcendente  me ha  frenado  en  seco.

Bueno  lo   dejo  para plumas  más delicadas  o  mentes  más  preparadas,   me vino  a la  cabeza  la  idea  de  hablar  del  destino,   surgió hace poco  como   una pregunta.
   Si  la gente  creía  en el destino,  y  no sabía  ni siquiera  que entiendo yo  por destino.

 Leo  por  ahí sus  definiciones  o sus interpretaciones   y en  este momento  me llama   la  atención   un  apunte   donde  asegura que  el destino se  basa más  en la causalidad que  en la  casualidad.....  ósea  no hay nada de azar o suerte,   sino que  toda acción conlleva una reacción, dos acciones iguales  siempre tendrán la misma reacción»
Por lo visto según esto nuestro  destino hay  que  causarlo y  no esperarlo. 

Puede ser el  inicio de  una buena  charla,  pero  no  me extiendo  más  y  me dejo  de  monsergas que  no ando  muy  inspirado,  ni  muy  transcendental tampoco.
 Para compensar  os dejo una recopilación  de  fotitos mías  de unos insectos  que  cogen  como  "su destino"    flores y  la reacción  de ese destino   es tan  solo  sacarles  una  foto diferente,    a veces  preciosa.

Como siempre  os invito a participar, comentar, opinar, aportar,  hasta  criticar ...... me  gustaría que  el verdadero  "valor"  de  este post  se  encontrara  en  los  comentarios.

2 comentarios:

sentinel dijo...

Buen tema éste del destino....y desafortunado de tocar según con quién.
A veces nos encontramos con personas que aseguran que su vida en este mundo está escrita desde su nacimiento; otros viven angustiados sin saber con qué pié levantarse para que las cosas le salgan bien (en la creencia de que el más ínfimo detalle puede cambiar su sino).
Yo, por mi experiencia personal, pienso que el futuro de una persona se forja en el hoy y que, la decisión que tomes ahora sobre lo que quieres hacer mañana marcará tu camino y tus metas.
A veces las cosas no salen como uno las desea, pero si sabes atrapar en su momento las oportunidades que te pasan por delante, al menos tendrás el sentimiento de que eres dueño de tu vida...y, entre eso y tener miedo a lo que me tiene que pasar porque así está escrito, prefiero mil veces sujetar yo las riendas de mi vida.
Una aportación a tu reflexión, espero que no te moleste mi punto de vista al respecto.

Felicidades por tu blog...ya echaba de menos una nueva entrada.

ilorey canena dijo...

Ningún comentario que sea respetuoso y coherente debe molestar, has dado tu punto de vista.
Es lo que quería conseguir con esta nueva entrada si hay aportaciones tanto de este tema como de cualquier otro no me importa, si en esos comentarios se aprende algo pues bienvenidos sean, tan solo darte las gracias por ser seguidora estoy de acuerdo con tu respuesta pero digo lo de siempre de la práctica a la teoría va un trecho que suele llamarse miedo, es muy fácil esperar las casualidades y mucho más cómodo
saludos desde el sur