viernes, 18 de octubre de 2013

Mantis religiosa (Ilorey)






Voy haciendo unos minis-reportajes de mantis religiosas, es difícil encontrarlas observando las plantas, su camuflaje las esconde muy bien.

La verdad es que posan divinamente, si clicáis sobre las fotos se aprecia mejor. Los machos de esta especie lo tienen algo crudo cuando se aparean, a veces son devorados por la hembra ...........

ç





  





                                                   
 orando

recuerda a ET
                                          
 









En esta foto parece sorprendida mientras "ora", está chula me gusta esta foto

La mantis religiosa debe su nombre a sus prominentes patas delanteras, que están dobladas y juntas en un ángulo que recuerda a la posición de oración.



Son unos fantásticos depredadores. Su cabeza triangular se alza en lo alto de un estirado cuello, que de hecho es un tórax alargado. Los mántidos pueden girar la cabeza 180 grados para escudriñar los alrededores con sus dos grandes ojos compuestos y tres simples situados entre ellos.












La mantis, que suelen ser verdes o pardas y se camuflan muy bien entre las plantas de su hábitat, embosca o acecha pacientemente a sus presas. Usan sus patas delanteras para atrapar a su víctima con unos reflejos tan vertiginosos que resulta difícil verlo a simple vista. Además, las patas presentan púas con las que atrapan e inmovilizan a la presa.

Estos animales también se comen a los de su propia especie. El ejemplo más famoso de ello es la infame conducta amatoria de la hembra adulta, que en ocasiones se come a su pareja justo después del apareamiento, e incluso durante. A pesar de ello, los machos no rehuyen la oportunidad de reproducirse.

No hay comentarios: